Estrenamos esta sección con un nuevo colaborador y sus particulares vivencias en su diario de un gigoló moderno. Max, un hombre que pasó de ser un hombre casado, a un divorciado experto en artes amatorias. Porque la necesidad aprieta… Y nos mostrará, con su particular humor y sarcasmo, las artes de la conquista y la seducción.

Chicos, ¡tomad nota!, os puede servir a más de uno. Chicas, atentas a lo que explique, y vosotras seréis quien decidáis si queréis ser la presa de uno de ellos.

En cualquier caso, nunca olvides que después del divorcio… el mundo vuelve a empezar, y siempre para mejor. Así que, siéntate cómodamente, relájate, y empieza a descubrir un universo nuevo…


A Casanova lo mató una app

Si estás leyendo este artículo es porque te crees que eres una mezcla de Brad Pitt con toques de George Clooney. Atractivo mediterráneo de Velencoso con coeficiente de Einstein y aromas de Christian Grey.

Sin olvidar que te has empapado la filmografía de Nacho Vidal o Rocco Siffredi, para estar al día de lo que se lleva en posturas sexuales… que no se noten los años de práctica y máster del misionero. Vamos, que vas a romper más pana que la letra del último hit reggaeton.

No le quitemos mérito a ese chute de autoestima post separación / divorcio / se-acabó-el-amor. Te acabas de apuntar a un gimnasio para «ponerte a punto para el mercado«, que tú genética es lo más, y a ti en dos semanas te salen músculos hasta en las cejas. Van a caer como moscas.

Es que te frotas las manos sólo de pensarlo. Y encima, ahora, todo con sólo descargar una app… No te hace falta ser un Casanova para ir saltando de cama en cama.

Vamos, con esa experiencia que tú tienes… Que ni la mejor conjunción astrológica jamás vivida, y encima la has provocado tú. Te ríes de Nostradamus, que no ha tenido un par ni para predecirlo.

Ahora viene la parte más fácil. Las cuatro frases de cara a la galeria… tiraremos de argot. Esto está chupado. Características físicas, hobbies (que me gustaría encontrar…) Ya está, cuatro fotos, da igual el año, día y estación. Total, ¡estoy igual que siempre! (la teoría «por mí no han pasado los años», para no tenerte que mirar mucho al espejo, por si acaso…)

Porque en esas fotos tienes flow de sobras, con el añadido que ahora tienes ese punto de maduro-sexy que les pone. No te olvides de la foto con esas gafas de sol, que te dan ese toque morboso. Ya sabes que provoca que tengan interés y curiosidad por saber. Ese efecto tsunami para el que la ciencia aún no ha encontrado explicación. Vaya cóctel, te va a explotar el móvil, y se te acabará la batería en menos tiempo del que marca el fabricante.

Resumiendo, vas a ser el Top One en tu círculo más allegado. Ya te imaginas dando consejos, impartiendo mini clases de coaching de seducción y artes amatorias haciendo unas birras. Ya ves que no pararán de invitarte a rondas sólo por escuchar esas historias de noches desenfrenadas. No sólo serás el protagonista sino que serás… ¡el puto amo!

A tus conocidos no pararás de enviarles fotos de esas churris con las que te lo montas – porque claro, campeón, tú ya no eres hombre de una sola mujer y tienes mucho para repartir. Ya de paso, podrás joder un poquito a tus conocidos, a sabiendas que tú ya has salido del club de la monogamia.

Con el total y descarado afán de restregárselo en su cara de «pringaos», les dirás que no te paran de llegar los mensajes, que el teléfono hecha humo, y no das abasto, quieren repetir esa noche de lujuria, pasión y desenfreno. Porque eres una puta máquina en la cama.

Serás la puñetera envidia de cualquier amigo casado y con hijos, con su trabajo precario, pagando su mega hipoteca, cum laude en llegar a final de mes. Y todos los findes a comer o visitar a los suegros, para salir con la sensación que aún a pesar de los años sigue observado con lupa porque no le pueden ni ver, teniendo que asentir y reírles las gracias con su mejor  y falsa sonrisa. Eso sí, mejorada con la práctica y el paso de los años.

Todo ello amenizado con el gran lazo del pack. Que todas las noches se acuesta con la misma, porque un día sintió algo por ella y la cagó cuando le dijo «¿Te quieres casar conmigo?» o «¿Nos vamos a vivir juntos y nos hacemos pareja de hecho?»

Vaya, que estás a punto de obtener un orgasmo de puro macho Alfa del copón. Que ni el mismísimo Alfredo Landa protagonizando esos paseos por las playas de Benidorm saludando a diestro y siniestros a todas las guiris que estaban loquitas por sus huesos, con su estrecho y escueto bañador paquetero, según marcaban los cánones de la época para ser digno poseedor del título honorario y con denominación de origen de «Typical spanish macho».

Pues, querido, pon el intermitente y aparca el superdeportivo biplaza de 500 CV de potencia último modelo que te acabas de montar mentalmente. El tiempo ha transcurrido durante la convivencia en pareja de la que acabas de salir, la sensación de viajero del tiempo será el primer síntoma de la realidad social que vas a experimentar.

Las alarmas se han encendido y estamos en DEFCON 5.

Continuará…

2 thoughts on “Diario de un Gigoló 5.0 – o cómo convertirte en el puto amo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *