Estás en la friendzone

Estás en la Friend Zone

Lo sé, Charly, es duro. Te gusta esa chica, es la mujer perfecta para ti, podrías pasarte la vida con ella y hacerla feliz… ¡Oh, seríais tan inmensamente felices los dos juntos!

Pero ella es cortita y no lo ve así, con lo evidente que es. Está confundida, con sus tontas amigas que le meten tonterías en la cabeza. Sólo necesita tiempo para ver lo que es evidente – que eres un tío genial, perfecto para ella, que no necesita buscar más, que eres todo lo que podría soñar.

Así que te quedas cerca de ella, para que vea cómo eres de bueno y tierno, mirándola con ojitos de gatito, pendiente de todos los detalles, atento a sus necesidades. Eres el hombre perfecto…

… sólo que ella no lo aprecia. Eres su mejor amigo, dice. Se siente genial contigo. Eres tan comprensivo que te puede hablar de cualquier cosa – como de las ilusiones que tiene con un chico al que acaba de conocer («como si no fuera un gilipollas… yo lo sé bien«). O cómo le cuesta aguantar a su compañera de trabajo («que me deje y le haré una segunda sonrisa en el cuello a la maldita«). O qué ganas tiene de conocer a su futura pareja («¡estoy aquí! ¡estoy aquí!»).

Por más que te esfuerces en ser el hombre perfecto no se da cuenta. Y el tiempo pasa, y pasa… Vives en el día de la marmota.

Amigo, estás en la friend zone

Es una mierda. Va a seguir siendo una mierda. Y no dejará de ser una mierda, porque no va a cambiar – será lo mismo mañana, y pasado, y al otro…

Voy a decirte unas cuantas cosas sobre la friend zone. Cosas que me ha llevado años aprender, porque yo también he estado ahí (y mucho tiempo).

1. Ella no te ha metido ahí

Te has metido tú solito. Tú has decidido quedarte a su lado con la esperanza de que te dé una oportunidad. Si sigues ahí es porque quieres – no tienes por qué quedarte.

2. No existe realmente la friend zone

La friend zone realmente puede significar dos cosas muy diferentes.

La primera es “no me interesas como pareja, pero puedes ser mi amigo”. Fíjate en la parte “no me interesas como pareja” – es un rechazo completo. Te ha dicho que no. No tal vez, ni quizás más adelante – que no. Mañana tampoco. Al otro, tampoco. No le interesas, punto.

La segunda es “puedes ser mi amigo porque no sé si quieres algo más”. ¿A que no te has atrevido a decirle lo que quieres de ella? Si quieres salir con ella, que te tenga en cuenta, debes tomar tú la iniciativa, no vale con ponerte a su lado con ojos de gatito y esperar a que te adopte.

3. Si no haces nada diferente, todo seguirá igual

A ella le encanta tener un amigo perfecto, atento, que nunca se enfada, que siempre está disponible, que lo entiende todo… Si es por ella, no va a cambiar nada, ni ahora ni más adelante.

Si quieres tener una oportunidad romántica con ella, lo primero que debes hacer es que lo sepa, y de una manera clara. No vale con insinuaciones.

No vale con que le expliques historias tuyas con otras mujeres, para que se sienta celosa. Ni que critiques a sus parejas. Ni que lances insinuaciones inteligentes (sólo las entiendes tú).

Debes ser claro.

4. Vas a tener que que arriesgar

Vale, supón que te decides y le dices lo que quieres, lo que sientes, cómo ves el futuro, etc.

Pueden pasar varias cosas.

  1. Que te vea como el tío obsesivo e inmaduro que eres. O no te habrías metido ahí.
  2. Que se enfade cuando descubra que eres su amigo del alma sólo porque tienes otras intenciones con ella. la has estado manipulando todo este tiempo… Es feo.
  3. Que te diga definitivamente que no le interesas como pareja.
  4. Que caiga rendida a tus pies.

Bueno, el último caso probablemente no pasará, quítatelo de la cabeza.

Quitando eso, lo mejor que puede pasar es que quedes liberado sin romper la amistad.

Lo peor, que quedes liberado pero pierdas la amistad – o al menos el nivel de amistad que tenías con ella.

5. Hay más peces en el mar

Sí, ya sé que ella es perfecta, encaja contigo como un guante, podríais ser tan felices…

Pero mira, hay muchas otras mujeres en el mundo que buscan alguien con quien tener una oportunidad de ser felices. Sí, incluso con alguien como tú. Sólo tienes que salir y buscar – y antes tienes que liberarte.

Encontrar la pareja ideal no es una cuestión de casualidad, sino de ir probando hasta que la encuentras. Hay quizás 100 o 500 mujeres en tu entorno que podrían ser una buena pareja para ti (y tú para ellas). ¿Te parece normal, correcto, incluso deseable quedarte con la primera que encuentras y que te gusta? Tienes que darte una oportunidad, y darles una oportunidad a ellas.

Sal, conoce chicas, aprende, ábrete… Cuando sepas lo que hay en el mundo, entonces podrás reconocer a la mujer con la que realmente quieres estar. Y (con suerte) habrás aprendido a tratar bien a las personas.

6. Tienes que crecer y madurar

No puedes quedarte pillado de esta manera. Tienes que liberarte, liberarla, aprender a relacionarte de una manera sana y empezar a vivir tu vida, no una ilusión.

Charly, de verdad, date una oportunidad. No serás nunca feliz viviendo en el día de la marmota. Sé que da miedo, pero se está mejor al otro lado.

Artículos Relacionados
Diario de un Gigoló 5.0 – o cómo convertirte en el puto amo
Diario de un Gigoló

Estrenamos esta sección con un nuevo colaborador y sus particulares vivencias en su diario de un gigoló moderno. Max, un Read more

Diario de un Gigoló (2)- ¿Casanova 2.0 o 5.0?
Diario de un gigoló 2

Seguimos con esta sección con nuestro colaborador y sus particulares vivencias en su diario de un gigoló moderno. Parece ser Read more

Diario de un Gigoló (3)- Nace Max
Diario de un gigoló (3)

Seguimos con esta sección con nuestro colaborador y sus particulares vivencias en su diario de un gigoló moderno. Parece ser Read more

EL CLUB DE LOS DIVORCIADOS… ¡¡¡ya en cines!!!

¡¡¡Tenemos buenas noticias!!! Los divis... ¡¡¡¡Ya tenemos película!!!! El Club de los divorciados Una película en la que muchos y Read more

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.