Seguimos con esta sección con nuestro colaborador y sus particulares vivencias en su diario de un gigoló moderno. Parece ser que Max ha estado muy ocupado recientemente… ¿Habrá estado probando nuevas técnicas de seducción ?

Max, un hombre que pasó de ser un hombre casado, a un divorciado experto en artes amatorias. Porque la necesidad aprieta… Y nos seguirá  mostrando, con su particular humor y sarcasmo, las artes de la conquista y la seducción.

Chicos, ¡tomad nota!, os puede servir a más de uno. Chicas, atentas a lo que explique, y vosotras seréis quien decidáis si queréis ser la presa de uno de ellos.

En cualquier caso, nunca olvides que después del divorcio… el mundo vuelve a empezar, y siempre para mejor. Así que, siéntate cómodamente, relájate, y empieza a descubrir un universo nuevo…

¿Casanova 2.0 o 5.0?

¿Ligar por una app de citas? Pero si tú eres… ¡¡el puto amo!!

Al principio, te niegas en redondo porque tú eres de la antigua escuela, y a tí te van los retos crack. No te hace falta eso,  ¡¡¡pero si tú eres un champion !! ¿Ligar por internet? ¡¡Estás de broma!!!

Desde tu divorcio, te has convertido en un experto en logística; cualquier empresa pagaría un pastón por tus servicios. Has conseguido cuadrar los días que no tienes la custodia de tus hijos y convencer a tus pocos amigos solteros, para coincidir a primero de cada mes. Vas a ser el puto fucking master del universo!

Pero después de la cena con esos amigos solteros, y pensar que esa noche ibas a quemar la ciudad ( tu única meta era despertar en la cama de una bombón, digna de ser la siguiente chica Bond ), lo único que has conseguido ha sido una borrachera épica y tres días para recuperarte de ella. 

¿Qué es lo que que ha ido mal, si eres un ambientador de feromonas y pones mucho? ¿Cuál ha sido el fallo? Aún no lo entiendes, ¡porque estás que lo rompes!

Pues que no te has dado cuenta, ni cuando has ido al baño a mirarte en el espejo  y retocarte tu look de Casanova, que llevabas un cartel en tu frente que ponía en letras grandes y mayúsculas “Quiero tener sexo, hoy y ahora”. Pero ellas te lo han visto, y con luces de neón.

No te has dado cuenta que ya no tienes 30, ni vas a la universidad. Acabas de vivir tu primera experiencia de viajero en el tiempo, y has pasado de príncipe a viejo verde.

No es que te hayas bebido la pócima de la bruja pirula del cuento de Blancanieves. No, no… Acabas de salir de la cueva de tu relación, y eres un puto oso que ha estado hibernando, y se quiere comer lo primero que cace. Problema, no se trata de saciar el apetito físico, sino el sexual. Y al igual que en el mundo animal, las presas han huido porque te han olido de lejos.

Después de esta experiencia, sigues desplegando tu logística, agotando tu agenda telefónica e intentando desplegar tus técnicas infalibles de flirteo con compañeras de trabajo. Pero el resultado ha sido el mismo que el examen sorpresa de lenguas muertas que aquel Marqués de Sade que tenías por profesor y que llegaba en una caja de pino, te hizo en el instituto. Sí, la realidad es cruda, el resultado fue cero.

Analizas tu vida, buscas el error, esto no puede ser, tiene que cambiar, y al cabo de un rato acabas dándote cuenta que tu vida de soltero es la misma que cuando estabas en pareja. De casa al trabajo y del trabajo a casa, y los niños cuando te tocan. ¿De dónde saco yo el tiempo para mi vida social y para obtener resultados?

La idea inicial empieza a subir enteros cual producto financiero en el mercado de valores de Nueva York: ¡voy a descargar una app de citas!

Mientras te autoconvences de lo cómodo y práctico que va a ser, vas a la store, pones en el buscador “citas” y… ¡pam! Abres los ojos como platos, nunca en tu puta vida hubieras pensado que habían tantas. Y ahora…¿ Cuál escoger? Después de mucho rebanarte el seso, decides escoger la que tiene una puntuación mayor en el ranking.

Aprietas y le das a iniciar la descarga. Sale el logo, respiras profundo, Suerte maestro! ( cual símil taurino ) y con el convencimiento intacto de que eres un JASP ( Joven Aunque Sobradamente Preparado ) te adentras en la plaza de toros…

¡Bienvenido a la era digital! ¡Adiós a la época convencional! Soy mi versión, 5.0

Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *