¡Tranki! Antes de valorar has de tener en cuenta otras cuestiones prácticas, que también debes analizar antes de tomar la decisión.

Veamos cuáles son algunas de ellas…

1. Cuestiones económicas

Resulta que vivís en la abundancia, fines de semana en el apartamento de la playa, cenas en los mejores restaurantes, ropa cara, el club de pádel, el de golf… Y sabes que te vas a quedar sin todo eso, porque, no te engañes, o te encuentras con una pareja rápidamente, cosa nada recomendable, que pueda garantizarte el anterior ritmo de vida que llevabas, o ten en cuenta que con el divorcio tu economía en la mayoría de los casos, aunque me atrevo a decir que en todos, se verá muy mermada… así que valora, si realmente eres capaz de seguir aguantando a tu pareja por mantener un estatus económico de ensueño. Yo, y es una opinión personal y no te quiero influir, soy de las de antes vivo bajo un puente que con quien no quiero estar, pero para gustos los colores.

Y ahora nos vamos al otro extremo: tenéis un sueldo de pena o estáis en el paro,  tenéis hipoteca, cuatro préstamos personales, la tarjeta de crédito, y debéis dos recibos de agua, uno de luz… ¡y no se sabe qué más! Pues complicado, pero no tiene que ser un obstáculo definitivo, pues en esta vida todo tiene solución. Así que quizás en estos casos es importante mirar de arreglar o estabilizar la situación económica para que cuando viváis solos, no tengáis que iros a beneficencia a comer. Haz números, habla con el banco, con tus familiares que te puedan dejar un dinero, y mira si esta situación la puedes estabilizar de una u otra forma y valora toda esta situación.

2. Los hijos

El hecho de tener hijos es una cuestión que frena a muchas personas el hecho de plantearse una separación. Y pocos se plantean, que precisamente, debemos separarnos por ellos. La edad de los niños es otro factor, que si son muy pequeños porque lo son, que si están en la pre adolescencia, porque se acercan tormentas, si están en la adolescencia, porque estás viviendo metido dentro del huracán de hormonas y no sabes cómo salir.

Qué sepas:

  • Los niños son más fuertes de lo que pensamos y se acaban adaptando a todo, y si necesitan un seguimiento psicológico, tampoco pasa nada, estamos en la generación de que los niños van al psicólogo por todo.
  • Mejor que vivan con unos padres separados que con unos padres que se están tirando los trastos todos los días.
  • No olvides que ellos un día se irán de casa como hiciste tú, y no te van a preguntar si te parece bien o no (aunque mucho me temo que en las situaciones que vivimos actualmente, se van más tarde de lo deseado)

3. Otras cuestiones

Que si te vas a quedar sin las suculentas comidas de la suegra.

Las vacaciones que cada año paga el suegro.

Algunos amigos en común desaparecerán porque se posicionarán a favor de tu pareja.

Te quedarás sin las divertidas discusiones el día de Navidad con el familiar de turno que te hace salir de tus casillas.

Qué os tendréis que repartir u olvidaros de la inestimable compañía de vuestro perro, gato, periquito, cotorra, o tortuga ( o en el caso contrario, tendrás que llevártelo contigo).

Repartiros tabletas, ordenadores, portátiles, discos, libros, fotografías…

Y sobre todo, no olvides que cuando llegues a casa después de un día agotador, de aquellos en que te has peleado con el jefe o con un cliente y has tenido que callar, no contarás con la inestimable presencia de tu pareja para descargar toda la tensión acumulada en el día (ni discutiendo ni en la cama).

Añade cualquier cuestión de importancia y antes de tomar la decisión definitiva, valora todos estos puntos, lo que perderás y lo que ganarás,  y toma la decisión… ¿Todavía quieres separarte? Si así es, sigue leyendo…

¿Necesitas apoyo legal?

Rellena el formulario y nos pondremos en contacto contigo. Recuerda que lo revisará un abogado desde el primer momento, y que tu consulta es absolutamente confidencial.

Cómo preparar tu divorcio

Introducción
1. Pon en una balanza lo bueno y lo malo
2. Las cuatro patas de la mesa
3. Otras valoraciones: económicas, hijos, prácticas
4. Toma tu decisión
5. Comparte la decisión con tus amigos
6. No compartas la decisión con la familia
7. Asesórate legalmente
8. Asesórate psicológicamente
9. Prepara los temas legales
10. Prepara tus temas personales
11. Prepara los temas prácticos
12. Pasa tu duelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *